Rate this post

Si te encuentras entre las semanas 24 y 28 de embarazo o las vas a cumplir dentro de poco este artículo es para ti. Y es que durante este período, el ginecólogo te citará para realizarte el Test de O’Sullivan, más conocido como la prueba del azúcar. Esta prueba valorará los niveles de azúcar en sangre que ayude a diagnosticar/prevenir casos de diabetes gestacional. Te preguntas cuál es el procedimiento de esta prueba y cómo tienes que prepararte para ella? Sigue leyendo!

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que puede aparecer a mitad del embarazo en mujeres que nunca antes la habían padecido. Puede repetirse en embarazos posteriores y, aunque es posible controlarla con una alimentación saludable y ejercicio regular, algunas mujeres deben recurrir a la insulina.

Unsplash

Tener descontrolado el nivel de azúcar en sangre puede conducir a problemas graves a la embarazada y su bebé: excesivo peso al nacer, preeclampsia o hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en sangre, pudiendo ser incluso mortal).

Para valorar estos niveles y descartar/diagnosticar la diabetes gestacional, se lleva a cabo la prueba del azúcar a finales del segundo trimestre.

  • Procedimiento

El médico te citará a primera hora de la mañana para realizarte la prueba a la que deberás acudir con un ayuno previo de 8 a 10 horas.

1.- Se procederá a una extracción de sangre para evaluar los niveles de glucosa en ayunas.

2.- Tras ello, la paciente tomará una disolución de 50 gramos de glucosa en agua.

3.- Pasada una hora, se repite el análisis de glucosa en sangre para compararlo con el primer resultado.

Unsplash

4.- Durante la realización del test se debe permanecer en la clínica. Moverse en exceso podría falsear los resultados.

Interpretación del resultado: la glucosa en sangre debe ser menor a 140mg/dl en las dos extracciones; se diagnostica diabetes gestacional cuando los resultados igualan o superan los 200mg/dl. Si los niveles obtenidos no alcanzan los 200mg/dl pero igualan o superan los 140mg/dl se sospecha una intolerancia a los hidratos de carbono o una diabetes gestacional por lo que, para confirmarlo o descartarlo, se realizará la curva de glucemia o test de tolerancia oral a la glucosa (“curva larga” o “curva de las tres horas”).

  • Preparación al test O’Sullivan

1.- No es recomendable cambiar la dieta en los días previos a la prueba.

2.- Evitar actividades físicas extenuantes o trabajos físicos pesados.

3.- A partir de la medianoche del día anterior a la prueba se debe permanecer en ayunas. El agua está permitida tomarla.

4.- Tampoco se recomienda tomar medicamentos y vitaminas pre-natales antes del test.

  • La prueba del azúcar en Alemania y Suiza

Como sabéis mi primer embarazo se desarrolló en Alemania y, aunque esta prueba también puede ser realizada por el ginecólogo, opté por realizarla en casa de la mano de mi matrona. El procedimiento seguido fue el mismo al descrito en las líneas anteriores y tuve que esperar unas semanas hasta conocer el resultado de la prueba ya que debían ser enviadas al laboratorio.

Mi segundo embarazo está desarrollándose en Suiza y se lleva a cabo directamente por el ginecólogo. En cambio, el procedimiento de la prueba es más eficiente que el explicado en las líneas anteriores: si la evaluación de la glucosa en sangre en ayunas en muy baja, se considera que la paciente no tiene riesgo de padecer diabetes gestacional e incluso no se le ofrece ni la disolución de los 50 gramos de glucosa. Es el resultado de la primera extracción baja estableciéndose a un nivel normal, la paciente deberá seguir el procedimiento explicado anteriormente.